Capacitados

La Organización Mundial de la Salud, define la sexualidad como la integración de los aspectos somáticos, afectivos, intelectuales y sociales del ser sexuado, de tal modo que de ello derive el enriquecimiento y desarrollo de la personalidad humana, la comunicación y el amor.

La Sexualidad de las personas con discapacidad es una realidad, con demasiada frecuencia, ignorada. En los últimos años se ha dado importancia a la integración de las personas con discapacidad en todas las áreas de la vida cotidiana, proporcionando oportunidades educativas para lograr su integración laboral, dejando de lado el reconocimiento a sus derechos sexuales y reproductivos.

Hablar de sexo con absoluta normalidad, sigue siendo una asignatura pendiente para nuestra sociedad, pero aun más si hablamos de sexo y discapacidad. Es imprescindible que exista una buena educación social y sexual para la persona con diversidad funcional, solo así podemos romper con muchos prejuicios en torno a este tema.

La sexualidad es una realidad de todas y todos, con y sin discapacidad, por lo que reconocerlo es un derecho.

Muchas veces esta violación de derechos nace desde el entorno familiar, la sobreprotección hacia la persona con discapacidad, y por supuesto desde muchas instituciones sanitarias, anulando su capacidad sexual y el derecho a las mismas oportunidades que el resto de las personas.

El plantear la sexualidad humana desde una perspectiva que va más allá de lo genital desmiente la falsa idea que las personas con diversidad funcional son personas asexuadas. Se deben conocer las distintas formas de ejercer este derecho, ya sea a través del tacto, caricias, miradas, afecto.

Cabe decir, que cada vez más hay más información, más médicos profesionales que dedican tiempo a la formación sexual de las personas con discapacidad. Poco a poco hay una conciencia global que esta naciendo para el apoyo y la educación sexual en ellos, que aún hoy en día se trata de una minoría. 

Nuestra responsabilidad es luchar por una sociedad que reconozca y respete los derechos de las mujeres y los hombres con discapacidad como seres sexuados, para eliminar los estereotipos que los señalan como seres infelices en sí mismos, dependientes y con pocas o nulas posibilidades de desarrollarse plenamente en una sociedad pensada para quienes entran en la categoría de los “normales”.

Más en esta categoría: El Pecado de ser viuda en India »

1 comentario

  • Francesc Serra

    Enhorabuena por este catálogo de fotografias. Creo que toda acción que suponga normalizar la vida sexual de las personas con discapacidad supone un eslabón más en aras a dignificar la vida de este colectivo. Reitero mi más sincera enhorabuena.

    Francesc Serra Miércoles, 17 Julio 2013 14:52 Enlace al Comentario

Deja un comentario

Todos los comentarios en este sitio están sujetos a moderación con el fin de garantizar un intercambio de opiniones siempre respetuosas y constructivas. Los comentarios serán en todos los casos moderados. Asegúrate de cumplimentar la información señalada con (*) ya que es de obligado cumplimiento. No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información "aquí".

Nuria Prieto.